Alemania destroza a Argentina en Sudáfrica: 4-0.

Publicado el 4 julio 2010
Archivado en Perez Rei | Salir del comentario

El goleador Klose

El goleador Klose

Es, sin duda, la sensación del Mundial Sudáfrica-2010. Con las virtudes de siempre, fuerza, intensidad, disciplina, «fe», Alemania añade ahora un talento insospechado e insospechable en otras épocas. Alemania …. parece Holanda.

Un puntito de suerte, de acierto puntual, ayuda mucho. En los primeros minutos, la señalización de la falta, el consiguiente balón aéreo, el mal posicionamiento defensivo de un rival, y una cabeza metida donde hay que ponerla, encarriló el partido. Los equipos estaban tanteándose, pero en el marcador el 1-0 pasaba a ser una realidad.

Siguieron minutos en que Alemania demostró toda su capacidad de juego colectivo, ordenado pero rápido, contundente. Ya entonces pudo dejar el partido casi sentenciado. Pero Argentina despertó y en los últimos minutos de la primera parte parecía que el empate llegaría -o al menos resultaba verosímil que llegase-.

Alemania supo esperar para dar el zarpazo, aguantó a una Argentina que demostraba más ímpetu que capacidad creativa. Argentina es un equipo, lamentablemente, no bien dirigido, y quizá no bien confeccionado: falta capacidad de elaboración para que aflore la pólvora, el auténtico polvorín que tiene arriba. Una pena. Una auténtica lástima que nos priven de que esta generación pueda pelear en lo más alto de las cumbres futbolísticas.

Si, los germanos esperaron a dar el latigazo. El 2-0 despertó a Argentina del sueño de que podía remontar. El «ser equipo», definitivamente, es lo que puede permitir ser campeón. O luchar por serlo. Finalmente, una lección de contragolpe, un entrar en la defensa rival cual cuchillo en mantequilla, con fuerza, velocidad, pero -ahora sí- con preciosismo. Alemania pareció, por momento, también … Brasil.

Alemania destroza a Argentina y la espera la roja. Bastante tendrá que mejorar ésta para poder competir con la que es, a día de hoy, la selección más fuerte.

Share

Comentarios

No hay mas respuestas