El fútbol completo de Holanda apea a Brasil en Sudáfrica: 2-1.

Publicado el 3 julio 2010
Archivado en Perez Rei | Salir del comentario

Robben

Robben

Comenzó el partido con estrella para Brasil, pues a los pocos minutos del pitido inicial, ya ponía el 1-0 en el marcador. La solidez canarinha hacía difícilmente imaginable, al filo del descando, que el partido pudiese cambiar de signo. Pero así fue, y en la segunda parte, con un fútbol completo (fuerza, rapidez, técnica, acoplamiento colectivo), los orange desarbolaron al equipo de Dunga para plantarse en semifinales.

Con la ventaja brasileira en el marcador, el partido parecía un trámite. Fue la fe de Holanda en la reanudación la que propició que, con el empate se abriese un nuevo partido, con muchos minutos aun por delante. Bueno, la fe y … algo de suerte, pues el meta con nombre de César romano no tuvo su nota más destacada en el (para Brasil) maldito balón aéreo.

Con el 1-1 y muchos minutos por delante, Holanda se hizo acreedora de la victoria, pues destrozó a Brasil en una media hora arrasadora. Por ocasiones y juego, su pase a semifinales es justo. Nos recordó el fútbol total, un fútbol vibrante y brillante, eléctrico, nada especulativo, un juego que entra por los ojos, un juego muy escuela holandesa. Brasil estuvo desconcertada, como si en su guión no estuviera la posibilidad de ir empatados con casi medio partido por delante. Holanda, que es criatura vieja y sabia, y ya ha vivido la gloria de cerca, el sabor de las grandes tardes, no perdonó.

Los Brasil-Holanda nunca decepcionan. Quizá Holanda es la tapada del Mundial. Tiene muchos boletos para disputar la final, pues es favorita en las semis. Con un perfil bajo, está demostrando una solvencia y una eficacia que la pueden llevar muy alto. Su fútbol completo avala a un equipo en el que Robben es pieza fundamental.

Share

Comentarios

No hay mas respuestas