Érase un enamorado del tenis…

Publicado el 25 noviembre 2010
Archivado en Miss Glory | 1 comentario

Sin tiempo suficiente para quemarse y odiar el deporte que le vio crecer, Carlos Moyá dice adiós al circuito de tenis profesional. Obligado por las lesiones, el deportista mallorquín deja atrás 16 años de carrera y 20 títulos, entre los que destaca el Abierto de Australia que ganó con 20 años y que le abrió camino. Su retirada del mundo del tenis llega por decisión del propio jugador. “Me he dado cuenta de que me tenía que respetar a mí mismo”, indicó Moyá el día que hizo público su adiós al tenis.

Lo que no parece haberle respetado han sido las lesiones; una fractura en el pie derecho y, más tarde, una tendinitis en el peroneo y una lesión en la cadera frenaron en seco su carrera, y tras su última derrota en el Masters 1.000 de Madrid, Charlie dijo “basta”.

Aunque su retirada de las pistas se adelanta a lo esperado por la mayoría, Carlos Moyá tiene el honor de ser el primer tenista español número uno del mundo en 1999, una concesión que las dolencias actuales no pueden robarle.

Su despedida ya es una realidad a voces, sin embargo, todavía es posible deleitarse con el juego del mallorquín en el Master Nacional que se celebrará entre el 9 y 11 de diciembre en Sevilla, ciudad en la que ganó la final de la Copa Davis de 2004.

Share

Comentarios

Una respuesta para “Érase un enamorado del tenis…”

  1. andriu on noviembre 26th, 2010 16:08

    con lo que a mi me gusta este hombre y se tiene que retirar antes. Me tendre que conformar con el otro balear.

No hay mas respuestas