España hace historia metiéndose en la semifinales de Sudáfrica.

Publicado el 4 julio 2010
Archivado en Perez Rei | Salir del comentario

"Guaje" Villa, 5 goles

La mejor clasificación de la selección española la alcanzó en el Mundial de Brasil-1950. Ya saben … cuando el mítico gol de Telmo Zarraonaindía a Inglaterra. Un 4º puesto que, como dicen en los Juegos Olímpicos, es medalla de lata. El 3 de julio de 2010, los hombres de Del Bosque se han asegurado, al menos, igualar tan longeva marca.

Y lo han hecho sin excesiva gloria, la verdad. No diremos con más pena que gloria, pues hablar de pena sería sarcasmo. Pero España no ha estado -en este partido en particular y en el Mundial en general- bien.

Sin fluidez ni continuidad en su juego, sin apenas profundidad en las bandas, está a gran distancia de las sensaciones transmitidas en los últimos tres años. Tal vez haya demasiados jugadores que llegaron justitos (o ni eso) a este Mundial. Torres no está para jugar 90 minutos, ni quizá 60. Xavi no brilla, haciendo que España no domine y controle los partidos. Al final, en buena medida se resuelve porque, al fin, se tiene algo más de calidad que los rivales.

Quizá a los puntos -pocos puntos- puede considerarse justa la victoria sobre Paraguay. Pero el empate no hubiese tenido nada de injusto. El partido, en general, fue anodino. Con mayor posesión y dominio de España, tampoco este mando se traducía en ocasiones. Llegaron unos pocos minutos locos, en los que se fallaron dos penaltis -uno de ellos, el favorable a España, después de marcar al primer intento y ordenar el árbitro la repetición-, se dejó de señalar uno -a Cesc-, … parecía que el partido se iba a enloquecer y se intercambiarían golpes entre uno y otro rival, con más ventaja para España, por tener más calidad. Pero el partido siguió anodino, aunque la entrada de Cesc y Pedro dio más profundidad y opciones de ataque a España.

Y así llegó el gol, muy cerca del final, propiciado por quien a día de hoy marca las diferencias -Iniesta-, con remate al palo de Pedro y gol finalmente de Villa (¿de quien si no?) tras viajar el balón de palo a palo pegando en ambos.

Cabría preguntarse que hubiera pasado de no detener Casillas el penalti, tal vez una derrota (otra) traumática que dejara deprimida a una generación de futbolistas. Lo cierto es que España lleva solo seis goles, solo dos jugadores han mojado y todos los goles, menos uno, llevan la misma firma.

España no está bien. Puede y debe dar más. Vencida la resistencia de acceder a semifinales, y habiendo hecho historia, quizá el equipo se suelte. Necesidad de ello tendrá. La maquinaria alemana está esperándola … y parece implacable. ¿Lo será?

Share

Comentarios

No hay mas respuestas