Ni la Copa del Rey depara sorpresas: todo previsible.

Publicado el 12 noviembre 2010
Archivado en Perez Rei | 1 comentario

 Tampoco la Copa -ni siquiera la Copa- ofrece un aliciente en forma de sorpresa, de bombazo, de locura, de frescura, de improvisación.

Gana quien tiene qe ganar. Y lo hace sin espacios para la duda. El Real Madrid se emplea con el Murcia (5-1) tirando de Cristiano Ronaldo. El Barça se esmera con el Ceuta y en una eliminatoria más que decidida, acaba por acceder al campo un tal Messi (otro 5-1). Los primeras doblegan a los segundas, salvo en el Zaragoza-Betis (siendo los andaluces, por galones y fútbol, un primera) y en el Racing de Satander-Córdoba (y ello, con una controvertida decisión arbitral).

La Copa pierde su encanto. ¿Será también bipolar? En tiempos de crisis, es como si nadie quisiera regalar nada. Sin alegría. Sin emoción. Sin chispa. La competición del K.O ya no es la competición del caos. Copa triste. Malos tiempos para la lírica. Malos tiempos para la épica de los pequeños.

Share

Comentarios

Una respuesta para “Ni la Copa del Rey depara sorpresas: todo previsible.”

  1. sovic on noviembre 14th, 2010 15:28

    La verdad es que no creo que la victoria del Betis fuera previsible. Por mucho que tenga equipo de primera llegaba a Zaragoza con un 0-1 en contra.

No hay mas respuestas